Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Lecciones de ilusión de Pablo d'Ors


Lecciones de ilusión (Anagrama, Barcelona, 2008) es una novela de pensamiento y personajes. Pensamientos que uno subraya para no olvidar. Personajes de por sí inolvidables. Un mundo de locos que se parece tanto al de los que nos creemos cuerdos que invita a reflexionar. Sobre todo en la ambivalencia. Cada actitud, manía, locura tiene su contraparte, su otro lado, su negativo, aunque en términos morales no lo sea. Es hermosa la compasión –en su pura etimología– con que Pablo d’Ors trata a sus protagonistas sucesivos. Naturalmente, cada lector, en este personal jardín de las delicias (europeo pero universal), se identificará más con unos que con otros. Mi personaje es el cartero de Kremszell, Kallmus. Muy mío. Inventor de historias, dador de vida… Aunque también el eterno doctorando, Lorenzo Bellini, hilo conductor, compendio de algún modo de todos ellos, de quienes se va contagiando.
De las siete lecciones en que está dividida la obra (por alguna razón, en su presentación pública, los que ya la habían leído se decantaban por una o por otra), me gustó especialmente la tercera: “Las novelas eróticas”, donde se plantea la peculiar relación a tres (o a cuatro, según se mire) en la que, de una manera muy curiosa, todos se aman entre sí de distintas maneras y con entrañables matices. Es esta exhaustiva exploración, lenta y pormenorizada –que se va haciendo característica del estilo de Dorp, perdón de D’Ors– de la conciencia humana, particularmente relacionada con la creación y el arte, lo que da coherencia a esta biográfica poética. Vida y espejo. Ilusión y realidad. Uno de esos libros que ya en una primera lectura se relee. Con delectación.
Pero atrévanse ustedes a entrar, at your own risk, en este delicioso manicomio. Yo no voy a desvelar más detalles y, como diría el propio D’Ors por boca de Skarvada: “[…] ¿cómo se puede hacer una sinopsis del amor? En una historia de amor…, ¡nunca hay nada prescindible!”

4 comentarios:

Tania dijo...

Uno siempre debe elegir lo que hacer en su tiempo libre. Pero aún es mas bello que te den un buen comsejo. Gracias por pasar por mi blog(un honor), y por, sin quererlo, darme un barco en el océano.
Besos
Tania

Julio Rey dijo...

Podemos suponer que el porcentaje de subida de El ABC (que no es tan sorprendente teniendo en cuenta que casi habían tocado fondo ) es la suma de las bajadas de El Mundo y La Razón; en cuanto a El País una parte se habrán ido a Público pero el resto dudo que hallan optado por alguna de las cabeceras conservadoras, por lo que podemos suponer que los diarios “en papel” los han perdido.
Tal vez ha llegado la hora de Internet y esta “revolución” va a exigir a los editores y directores nuevos planteamientos. ¿Tendrán imaginación suficiente?. De nuevo te felicito por tu blog. Abrazos, Julio Rey

gloria dijo...

¡ Caramba Julio!, me encanta cómo me incitas a la búqueda de "algo" que se vislumbra interesante.
Un saludo

Sirena Varada dijo...

Con la descripción que haces en la primera frase, me ha bastado para saber que "Lecciones de ilusión" es una novela que tengo pendiente a corto plazo.

Y con lo que comentas después tengo la certeza de que me va a encantar.

Gracias, Julio.