Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

lunes, 14 de septiembre de 2009

El fin del verano

Íntimo y personal (Herencia, 2009)

.
Ella asume el rescoldo
lo alimenta
lo protege en sus manos
en su ovillo de tiempo
lo conoce
lo abraza en su interior
............................ llegará a arder

.

17 comentarios:

Arturo dijo...

Claro que llegará a arder. Porque en realidad nunca dejó de hacerlo. Porque en el fin de este verano habita ya el próximo.

sedemiuqse dijo...

Precioso....ella mantenerlo vivo sin que arda....
besos y amor
je

Bichita23 dijo...

Espero que el esfuerzo valga la pena,después de hacer y conocer y mantener ,en fin amar, lo menos que se merece es que llegue arder
Se lo merece pero no siempre por merecer sucede
me gusto Poeta

Olga B. dijo...

Te creo.

Jesús Arroyo dijo...

Cuando arda... sigue el verso.

Anónimo dijo...

Mejor arder de placer en esa cama

guiños al arte dijo...

Imagen y palabras tan cálidas e íntimas que hasta siento pudor al compartirlas.

Bellísimo.

Angela

Amparo dijo...

A no ser que alguien abra la ventana a destiempo.

Saludos

veridiana dijo...

No siempre se consigue.

Un beso

Claude Lacombe. dijo...

Ver meer. Vermeer. De Delft

MarianGardi dijo...

Extremadamente sutil y delicado.
Me ha penetrado, muchas gracias.
Volveré a envolverme con tus versos

Beíta dijo...

A mi no me gustan mucho los Héroes del Silencio... pero:

"todo arde si le aplicas
la chispa adecuada"

¡Me encanta la imagen!

gloria dijo...

Me quedo con esa intimidad...y con los muebles de herencia antiguos, que me fascinan.

Un abrazo

MarianGardi dijo...

¿Usted sólo ha visto un corazón abierto en mis versos, no ha visto poesía? buuuaa

Bichita23 dijo...

Pase a visitarte y de nuevo a leerte
un abrazo

Anónimo dijo...

Juste un clin d'oeil :)
Tida

Anónimo dijo...

Añoraba hace tiempo poder compartir estos ratos con vosotros. Herencia su color,su aroma... en verano y en invierno se mantiene el rescoldo porque en él está la añoranza, la amistad...
Un abrazo, Inma.