Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

martes, 24 de enero de 2012

He disfrutado


He disfrutado tanto acariciando
anónimas palabras para nadie.
No quisiera imaginarlo de otro modo.
En la lengua se posa la hostia leve.
Rumio. Canto. Vomito.
La convierto en caudal. Pura. Corriente.
Inmerso en su mentira.
                               Me he dejado llevar.
Apostado en sus huecos.
Aceite hirviendo y agua en sus troneras.
Inmiscible y por tanto aterradora.
La derramo. La tiendo. La hago piel
de otra piel escaldada.
                                   La someto
al último vacío de otras manos.
Temo por ella.
                         Nada será igual.

4 comentarios:

cessione del quinto dijo...

Preciosas tus palabras Julio. Un abrazo fuerte desde Italia.
Sara M.

Olga Bernad dijo...

Ese temer por ella es un pensamiento de amor, a pesar de sometarla al vacío de otras manos, (que es un profundo acto de desamor).
En el fondo, es uno de los poemas más tristes que te he leído...

veridiana dijo...

Vivirá otra vida,pero nada será igual.

Hermoso poema.

Un beso.

elisa...lichazul dijo...

otra , nunca igual, nada sigue siendo lo mismo, ni siquiera el recuerdo

potente poema Julio
me gustó, felicitaciones

buena semana