Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

sábado, 21 de junio de 2008

Portaobjetos (2)

Agüero (El Escorial, 2008)

...
alguna vez fui un pájaro volé
me hirió la vida toda bajé a tierra
la luz cegó mis ojos y un instante
después era camino
...

8 comentarios:

samsa777 dijo...

"Ovieron la corneja diestra"

¡Menos mal que has vuelto! Y, por lo que veo, ¡con dos entradas fantásticas!

Ven cuando quieras, Julio. Yo puedo todas las tardes (aunque, como ya te comentaré, no toda la tarde, ¡arg!) menos la del miércoles.

Un abrazo,

Francisco

amparo dijo...

Si es una foto real, es tremenda. El poema no hace más que insistir en la evidente derrota. Genial el último verso.
Acabo de estar en un lugar magnífico y volé por encima de los buitres, pero sé que el vuelo es siempre un espejismo.
saludos

veridiana dijo...

Yo.....sueño que vuelo muchas veces. Solo es un sueño
Un saludo

Sunion30 dijo...

...diría un Icaro de nuestro tiempo...

Has vuelto con fuerza, por lo que veo.

Saludos, J.

gloria dijo...

Tuve un sueño, que no era un sueño.
El luminoso sol se había extinguido y las estrellas vagaban sin rumbo.

L. Byron

tournesols dijo...

oh, qué ganas de todo *

(summertime)

Vida Puta y Sin Talento dijo...

Pienso que esas oposiciones no se pueden abandonar por más que uno quiera: por más que se ha hablado y esrito sobre él, aún no creo que estemos preparados para el nihilismo. Gracias por tu comentario, Julio.

De tu poema me quedo, fascinado, con: "después era camino", por lo que todos tenemos de eso mismo, de tránsito.


Saludo!

(andrea) dijo...

sabés? una vez encontré con mi abuelo un picaflor agonizante, que murió en mis manos. Yo era muy chica... lo disecamos, y hoy es parte de mi cajón de recuerdos. Muchas veces lo miré y me sentí así... como que la vida encerrada en esa piedra me golpeaba sin aviso y mi mundo terminaba... pero siempre esperando que alguien venga a mantanerme en vida... aunque no asi... seca.
Ahora, le diste forma de poesía a lo que sentí tantas veces.

Gracias por pasar, muchas gracias por tu comentario y apoyo... acá seguimos haciendo fuerzas en esa lucha contra el fuero interno, pero estos empujones son hasta imprescindibles.