Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Temporal

. La piel fría (El Escorial, 2009)

-A Simón Arriaga-

.
no soy menos ni más que esta ventisca
.
liviano y sometido
conozco la cadencia de mi aparente vuelo
la gris melancolía
.................... (ni siquiera
negra)
...... la fijación solar
....................... (de abrojos
no de altura)
............... la férrea tendencia a deshacerme
con turbias primaveras donde el hambre
se junta con la sed
........................ y crece en ansias
de florecernos otros
.
conozco geometrías en el caos

se estrellan y se rompen
............................ se transforman
dan de beber y de nacer a vidas
que ya no son ajenas
.
trenzadas de destino y voluntad
azar ... hambre ... deseos
se agitan en trayectos y en cegueras
repentinos ... si duran una vida
.
no soy menos ni más que las promesas de agua
.
solo una diferencia
.
................... ... sueño

.

11 comentarios:

Amparo dijo...

¡Madre mía!: es precioso todo entero. Parece que te hablara la nieve en ese sueño suyo.
Dan ganas de no escribir nunca más sobre ella.
Y la foto: ¿Alguien ha sobrevivido al temporal?

Saludos

Jesús Arroyo dijo...

¿Conoces geometrías en el caos?
Maestro, maestro...

RAFAEL SOLER dijo...

Un privilegio tener a la portada de mi libro junto a un poema tan rotundo y hermoso. ¡Enhorabuena!

sedemiuqse dijo...

Una gran diferencia.

Besos y amor
je

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

¡Chapó! tres veces también para ti, amigo.
He visto tu comentario en Hazversidades y me paso ahora por tu blog. Mantendremos lecturas y contactos.
Un abrazo y gracias
Enrique

Arturo dijo...

He leído el poema y me ha encantado. Lo he vuelto a leer teniendo a Simón presente en el corazón y me ha gustado aún más. Qué cosa tan hermosa.

jaimexcritor dijo...

Hay quienes escriben poesías. Incluso hay quienes escriben muy buenos poemas. Y hasta hay quienes firman notables libros de poemas. Pero hay una rarísima especie de hombres dotados de luz que son Poetas. De éstos algunas veces se conoce, en una misma lengua, una decena de nombres en un siglo. Como mucho. Bienaventurados los que hemos tenido la fortuna no sólo de leer a esos Poetas sino además de conocer personalmente a alguno de estos milagros de humanidad, de saber cómo apoyan su piel sobre las cosas, transformándolas; de asistir al espectáculo de comprobar cómo su vista sobre las sombras convoca las ganas de vivir.
Gracias Julio, haber coincidido contigo en esta vida mía, la justifica, Al Aurans

Maria Gabriela dijo...

...sueños...realidades...
donde termina uno y comienza el otro???
...esa delgada línea
da escalofrío.

...y pensar que en mi lejana tierra donde me encuentro
de sequía se muere
y de muerte...muero

(estas humildes líneas son producto de la emoción que siento cada vez que me topo con alguno de tus escritos)
....tu siempre amiga y amiga de siempre. MG

Sirena Varada dijo...

la férrea tendencia a deshacerme
con turbias primaveras donde el hambre
se junta con la sed
y crece en ansias
de florecernos otros


Brillante, Julio, poeta. LLegas a ser cegador. Es cierto que "al fin no hay estilo mejor que el que conmueve".


(-PD. Todo un hallazgo y un placer conocer a Jaime Alejandre desde aquí, a través de su web y sus bitácoras)

Inmaculada dijo...

Puede ser el viento que azota esta tierra el que me hace temblar al leer tu poema y pensar en Simón. ¡Hay algo que se me escapa!

¡Siento un estremecedor escalofrío!

¿Tiene razón de ser?

Cada vez que abro este blog me acerco a un pasado que recuerdo con añoranza.
Muchos besos, Inma.

Olga B. dijo...

Y qué habo con eso, "...la férrea tendencia a deshacerme/con turbias primaveras donde el hambre/ se junta con la sed/y crece en ansias/ de florecernos otros"

No lo sé.
No siempre sueño.

Pero siempre puedo leer poemas.
Gracias, Julio.