Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

lunes, 15 de febrero de 2010

En silencio

. Laberinto (Madrid, 2009)
.
qué vemos en la nieve
se borra la inmundicia duerme el aire
todo deja de ser lo que hasta entonces
una huella respira extraordinaria
como con vida propia
yo miro y veo nada y me sorprende
que esta absoluta desaparición
sea tan sosegada ...sobria ...bella
.

6 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Aquí me tienes, Julio, con los codos sobre la mesa, los ojos pegados al portátil, intentando darle sentido a tanto blanco.
Abrazotes.

Enrique M. dijo...

Habra que vestirse como para una fiesta e ir en la noche de los
desaparecidos

O.V De L.Milosz

Amparo dijo...

Qué precioso verso final.
Por otro lado, todos hemos sentido eso.
Saludos

sedemiuqse dijo...

Debería siempre estar la nieve para que la inmundicia siguiera borrada. Y comenzar hoy blancos como la nieve.

Besos y amor
je

Arturo dijo...

Es curioso, cómo nos conmueve la nieve. Como si el mundo se hubiera transmutado en algo más puro. Más inhumano.

Olga B. dijo...

Vemos pureza. Es cierto que es algo inhumana, pero también es agua fresca para el paladar cansado de sabores no siempre gratos.
"Se borra la inmundicia duerme el aire"
Un beso.