Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

viernes, 3 de enero de 2014

La palabra desnuda 8



A nadie parecía molestar

el llanto ajeno,

construido con esfuerzo por las leyes

dictadas en la sombra.

Ni, asumido, el miedo

de las mayorías.

Ni la estulta mordaza

de quien nunca debiera haber tenido

una sola palabra que llevarse a la boca.




4 comentarios:

Amparo dijo...

Un cuadro terrible, tan bien dibujado. El puñal azul de la anterior entrada aún llamea.

Julio Castelló dijo...

Gracias por acompañarme en esta rabia.

Luz Caroba dijo...

¡¡GrrrrrrGRRRRRgggrrr!!
Me uno a vuestra rabia.

Julio Castelló dijo...

Unida quedas, Luz.