Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

jueves, 17 de julio de 2008

Lecturas de largo recorrido, 8


Confieso que jamás hubiera pensado que me lo pasaría tan bien leyendo este libro; Curso de iniciación a la escritura poética, de Francisco José Martínez Morán, recién editado por la Universidad de Alcalá.

Ha sabido atraparme como si fuera una novela; y de intriga.

Este manual posee una doble virtud: aúna por una parte el rigor de la ciencia poética (en lo que tiene de tal, que lo tiene) y la frescura y facilidad en la presentación de lo que podrían ser arduos asuntos y de la mano del maestro Martínez Morán no lo son; y ofrece por otro lado, de tapadillo, una antología estimable con los, imaginamos, vates próximos al sentir del autor.

De modo que, además de aprender o recordar lo que fue y aún sigue siendo el tetrástrofo monorrimo y la epanadiplosis (mucho más útil de lo que imaginar pudierais), terminamos la lectura o la consulta de esta obra con una idea más que aproximada (una entre otras) de un cierto aliento poético coetáneo.

Ahora entiendo aún mejor por qué le adoran sus pupilos.

6 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Hola:

"Voluntariamente forzado" me veo a adquirir este manual... aprender, aprender...

Abrazos veraniegos.

veridiana dijo...

¡Tú si eres un amigo!
Y además será cierto, un placer poder leerlo.
Un saludo

Julio Castelló dijo...

No sé si será 'cierto' como concepto absoluto, jaja.
En mi pequeña certeza, lo es.
Más allá de la amistad, cierta, no elogiaría una obra, una persona o una piedra en el camino en la que no creyera de verdad.
En esta ocasión lo cierto es que es la amistad la que me lleva a leer un libro que de otro modo probablamente no leería, pero tan cierto como esto es la sorpresa. Gratísima sorpresa. Y el aprendizaje.

samsa777 dijo...

No sé muy bien qué decir... Si te digo que exageras, pensarás que se trata de modestia por mi parte, y el círculo volverá a girar sin fin. Como te comenté en tu cumpleaños, creo que me miras con buenos ojos...

Me emociona, sinceramente, cada palabra de tu encomio. Gracias por estar a mi lado.

Un beso,

Francisco

gloria dijo...

Me toca seguirle la pista....
Como me pasó contigo para conseguirlo.
Saluditos

a p n e i c a dijo...

¡Cielos! ¿las palabras "manual" y "poético" juntas y dignas de elogio? demonios... esto cuestiona mi concepto de la naturaleza del bien y del mal. demonios... tendré que investigarlo, que esta bartleby coge de puntillas estos temas para escaparse por un recodo casi siempre.

a ver si este año en clase de métrica me alteran las ideas