Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Arturo Gonzalo Aizpiri: El heredero de Tartessos

Diseño de portada: Juan Pedro de Gaspar


A Arturo Gonzalo Aizpiri se le notan entre líneas su bautismo literario en fanzines como Blagdaross, allá por los 80, y su primer precoz amor por la literatura de género: terror, ciencia ficción, fantasía... Y se le notan para bien. Si Tolkien hubiera escrito hoy narrativa histórica, se parecería a El heredero de Tartessos.

Arturo no podría haber dado a luz otra novela que esta, cuajada de orígenes y pasión por la tierra, de épica aventura, de humana nobleza, de emociones puras... de esas que encogen el corazón a pesar de que lo dilatan, o precisamente por eso, y ponen el estómago a temblar al borde de los párpados (y yo no soy de lágrima particularmente fácil; solo lloro, por inerme desazón, en los telediarios).

A Arturo se le nota también la herencia consanguínea de los clásicos, de la épica homérica que su padre aún recita en griego, y del sobrio páramo castellano machadiano, muy del 98 y muy del 2010, que lo ha habitado y lo habita. Su estilo sólido y puntilloso como un bloque de granito o un roble centenario posee la virtud, de que solo hacen gala las grandes obras, de satisfacer el paladar recién estrenado del adolescente y el refinado y exigente del avezado lector, siempre que se ame la palabra y se esté dispuesto a disfrutar, como lo haría un celtíbero, "con una buena historia". O aun mejor si, como esta, es excelente.


3 comentarios:

Arturo dijo...

¿Qué puedo decirte, amigo mío? Me has dejado sin palabras, casi sin respiración, "con el estómago temblando al borde de los párpados." Gracias.

ARIODANTE dijo...

Cielo, con esta reseña me he quedado anonadada...Estoy ansiosa por leerlo. Si es tal y como lo pintas, Julio, va a ser un todo un novelón. Yo soy tolkieniana y clasicista griega, así que disfrutaré por ambas partes...
Saludos!

antonio dijo...

hola, e leido este magnifico libro, se lo recomiendo a todo el mundo.