Los textos e imágenes del blog pertenecen al autor del mismo, salvo que se cite expresamente lo contrario.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Diálogos

Midas (Ankara, 2009)


permitidme que asuma cotidiana
la agonía pues ni Hades ni Caronte
ni Estigia ni óbolo poseo nada
de nada a nada en nada voy...lo sumo
puntos me doy me quito y mientras tanto
lloro gozo suturo astucias breves
.
solo consuela amar aunque al hacerlo
la herida ya conciba el desengaño
.

7 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Te veo muuuuuuy profundo.
Abrazos.

veridiana dijo...

La brevedad del ser...

¡Una escultura increible!

Un beso

Anónimo dijo...

Caro julio, se me ocurre mandarte dos reflexiones sobre la Nada. Una es un soneto que me pidieron de homenaje a Pepe Hierro que había que componer siguiendo la rima del famoso suyo:

Venimos de la Nada y a la Nada
también irán los que tuvieron todo,
mucho o poco. Y el que creía en todo.
Y quien jamás tampoco creyó en nada

su compañía hará al que tuvo nada.
Pavesas arderán y el aire todo
se llevará soplando un día; todo
viento que tras de sí dejará nada.

Al infeliz que llora ‘no fui nada’,
al ufano que jura ‘lo fui todo’:
mira sus calaveras, dicen nada

soy, de la Nada vengo y a la Nada
voy. ¡Qué quimera fue creer que todo
durará más que lo que dura nada!


El otro un poema de apenas dos versos de mi último libro (inédito) "Lo que queda":


No hay nada que hacer.

Y no hay que hacer nada.


Un abrazo de bandoneón, Al Laurens

Sirena Varada dijo...

Mi admiración por este "diálogo".

¿Por qué?

Por la ausencia de artificio.

Porque respira elegancia.

Por su halo trascendente.

Porque es un teorema.


Encantada de pasarme por aquí y saludarte, Julio.
Un abrazo.

Arturo dijo...

Impresionante poema, Julio. Pero ¡y la foto! La foto es sobrecogedora.
Y una joya el soneto de Al Laurens.

Olga B. dijo...

Los dos últimos versos.
Sencillos, bellos, verdaderos.
Y amar consuela. Sólo consuela eso.

Emilio dijo...

Tremendos dos últimos versos.

Saludos.